BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN

Artículo original: http://espaciomundo.com/beneficios-de-la-meditacion/

amanecer

Parece que la atención sobre la meditación de sectores de la sociedad normalmente alejados de esta, esta consiguiendo atraer a todo tipo de personas que buscan en lugares donde antes no lo habían hecho por miedo al ridículo y al que dirán o simplemente por ignorancia, y es que cada vez es más evidente la necesidad para todos de encontrar o re-encontrar momentos de observación y de acceso al interior para hallar eso que cada vez cuesta más encontrar fuera, y es que realmente nunca estuvo fuera, aquello que llamamos fuera es simplemente un reflejo de lo de dentro, creamos realidad a cada instante según nuestra nivel de consciencia y de percepción-distorsión de lo que reconocemos.

Meditando conseguimos que nuestro campo interior se vaya expandiendo y liberando de todo lo que no le pertenece, esos engramajes del inconsciente anudados en un pasado que ya no existe y que permanecen en forma de programación, dolor, obsesión, enfermedad, miedo, etc., distorsionando y sacándonos literalmente de la realidad del presente y de nuestra identidad, restándonos dominio y gestión de nosotros mismos y por lo tanto de nuestra capacidad de expresar vida en la realidad de nuestra existencialidad, expresando todo su potencial.

Y es que probablemente encarnamos en un cuerpo físico para expresar lo mejor de nosotros mismos y ser felices compartiendo lo que somos, haciendo de nuestra vida una obra de arte, todo lo que se resista a algo tan simple, es el carburante que nos permite evolucionar y hacer las tomas de consciencia que nos ponen en acción y nos abren a la posibilidad de cambio y de evolución, por ello todo es perfecto en si mismo, la sombra tiene el papel de ser reveladora de la luz y la luz disuelve y libera la sombra.

Cuando los avances científicos se ponen al servicio del ser humano y de su evolución, nos aportan un conocimiento que sumado a la experiencia-vivencia abren directamente a la sabiduría, hoy la ciencia, entre otras labores, nos sirve para comprender lo que hacemos y como lo hacemos, nos da una visión complementaria que reafirma el conocimiento de la tradición, por ejemplo los estudios con monjes tibetanos en la práctica de la meditación y como estas prácticas les permiten adquirir estados de consciencia inusuales gracias a la creación de conexiones neuronales que no existen en los individuos que no suelen realizar prácticas contemplativas, aportando mayor capacidad de concentración al aumentar los niveles de gaba, un neurotransmisor que implica menor distracción por los estímulos exteriores. También nos dicen que se estimula el hipotálamo, reduciendo las frecuencias cardiaca, respiratoria y la tensión arterial, aumentando la producción de serotonina, un neurotransmisor cuyo déficit esta asociado a la depresión.

Credito: Dr Jonathan Clarke, Wellcome Images. CC
Imagen: Neuronas piramidales formando una red en el cerebro. Dr Jonathan Clarke, Wellcome Images. CC

Los cambios provocados por la meditación en el cerebro son múltiples; el lóbulo frontal cuyo lado izquierdo esta asociado a las emociones positivas y al estado de calma se activa creando un estado afectivo positivo, disminuyendo la ansiedad y la cólera, también se activa el lóbulo parietal que regula el sentido de sí mismo y la orientación física, en él se genera una imagen tridimensional del cuerpo en el espacio y proporciona la ubicación espacial, distingue entre el individuo y el exterior, con la meditación se da la pérdida de sensación de unicidad y del espacio-tiempo.

A través del sistema límbico aumenta la receptividad emocional y la visualización de imágenes, estimulando la producción de endorfinas, droga producida por el organismo con las que se reduce el miedo y se produce sensación de felicidad y euforia.

Las nuevas técnicas de neuroimagen han permitido observar cambios en las conexiones neuronales habituales durante la edad adulta y se ha comenzado a hablar de la llamada neuroplasticidad o continuidad del desarrollo cerebral durante la edad adulta, en opinión de estos científicos, los resultados del estudio indican que el cerebro, con un correcto entrenamiento, puede desarrollar funciones y conexiones neuronales nunca imaginadas, esto suena a la famosa idea de que utilizamos el 10% o menos de nuestra capacidad cerebral.

Los investigadores de la UCLA, descubrieron concretamente que existe una relación directa entre la cantidad de girificación cerebral y el número de años meditando, lo que, según los científicos, posiblemente constituya una prueba de la neuroplasticidad cerebral o capacidad del cerebro para adaptarse a los cambios del entorno.

Además, los científicos pudieron constatar, a partir de los resultados obtenidos, una relación positiva entre el número de años practicando la meditación y la cantidad de girificación insular.

La ínsula es una estructura ubicada profundamente en la superficie lateral del cerebro, y se cree que funciona como centro de integración de los sistemas autónomo, afectivo y cognitivo. “Se sabe que las personas que meditan son maestros de la introspección y de la consciencia, así como del control emocional y de la autorregulación”, tendría sentido el hecho de que cuanto más se medite, mayor sea el nivel de plegamiento de la ínsula.

Se ha descubierto que la meditación produce potentes efectos analgésicos en el cerebro, reduciendo de forma destacable la experiencia de dolor y la activación cerebral asociada al dolor.

https://www.youtube.com/watch?v=Kr45z3ael2c

La práctica de la meditación aumenta las ondas cerebrales Theta que en condiciones normales sólo se alcanzan antes de dormir:

Ondas cerebrales:
  • Beta – Concentración, alerta
  • Alpha – Relajación, creatividad
  • Theta – Meditación, pre-sueño
  • Delta – Sueño

Hay estudios que nos dicen que la meditación también mejora la productividad, en gran medida gracias al efecto de prevención de enfermedades relacionadas con el estrés, reduciendo el absentismo, es evidente que la meditación opera a todos los niveles del ser; físico, emocional, mental, espiritual, reequilibrando y ordenando la totalidad de lo que somos, por lo tanto reduciendo todo desequilibrio de los niveles superiores cuya errónea dinámica les llevaría a la cristalización a través de las enfermedades en el cuerpo físico, que mejor prevención!!!.

Uno de los dominios más interesantes donde actúa la meditación es el de la inteligencia emocional; un conjunto de habilidades mucho más consecuentes para el éxito en la vida que la inteligencia cognitiva.

Con todo esto y mucho más, las razones para meditar se desmultiplican enormemente y más si somos conscientes de los tiempos que nos ha tocado vivir que nos piden reinventarnos a una dimensión superior donde los valores de consciencia, unidad, solidaridad, amor, universalidad, integridad, etc., sean los pilares que soporten una nueva construcción de un mundo responsable, dueño de su destino y de la salud de sus reinos.

Toda esta revolución que vamos a vivir con las herramientas de consciencia como la meditación, deben ser fermento para el desarrollo de una nueva educación, donde, en las escuelas, se escuche al ser que anida en todo niño más allá de sus apariencias, condiciones o cualidades y se les enseña a conectar con eso que son y que simplemente están llamados a expresar, en libertad, reconocimiento e igualdad con una mirada sana y fuera de toda limitación conceptual.

Flickr: 30800139@N04 / Via Creative Commons
Imagen: Flickr 30800139@N04 / CC

El niño/a debe contar con su tiempo para observarse a sí mismo, aprendiendo a respirar conscientemente y reconocer como la vida se expresa en él y así poder descubrir que el reconocimiento de algo que ocurre en nuestro interior sea lo que sea, nos da acceso a eso que reconocemos con la consiguiente posibilidad de gestionarlo.

Invitándoles a conocer su interior de una forma sencilla, les estamos abriendo la puerta de la salud, de la felicidad, de la plenitud, de la honestidad, restando innumerables dolores, sufrimientos, incomprensiones, odios, que harían de ellos una simple copia de nosotros mismos, no caigamos en tamaño error de llevarles por el mismo camino que nos ha llevado al lugar en el que estamos actualmente, nunca debemos imponer nuestra visión del mundo ni pensar que lo que nos ha servido a nosotros lo hará a ellos también, la educación como todo arte necesita de una buena dosis de humildad, asombro y capacidad de escucha.

Ojalá que esta consciencia que se desarrolla con la meditación sea la luz que ilumine a toda la humanidad universal en este nuevo tiempo que es nuestro tiempo.

Francisco Lobato. Terapeuta energético. Coordinador de la red MeditaToday

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s