Confrontando el cerebrocentrismo que nos invade, por Marino Pérez Álvarez

Impagable e imprescindible conferencia de Marino Pérez Álvarez, psicólogo clínico y Catedrático de Psicología de la Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos de la Universidad de Oviedo, sobre el cerebrocentrismo en la salud mental y la sociedad actual.

ano, peligrosamente reduccionista y con implicaciones ideológicas, políticas y económicas a todos los niveles.

Tal invasión ideológica no está justificada por la evidencia científica, sino que más bien parece responder a intereses farmacéuticos y políticos.

sixtina_cerebro_2

Paralelamente al empobrecimiento y a la reducción de la oferta en filosofía y humanidades en general, viene incrementándose una visión cerebrocentrista del ser humano, peligrosamente reduccionista y con implicaciones ideológicas, políticas y económicas a todos los niveles.

Tal invasión ideológica no está justificada por la evidencia científica, sino que más bien parece responder a intereses farmacéuticos y políticos.

EL VIDEO: https://www.youtube.com/watch?v=Jal8IFuSB9E

Las explicaciones sobre la conducta humana se reducen al cerebro, pero, ¿qué nos dice una neuroimagen sobre el amor, el sufrimiento, la necesidad de trascendencia, el miedo a la muerte, o en definitiva, la condición humana?

La visión del ser humano y el conocimiento de la condición humana se están empobreciendo notablemente. El psicofármaco parece adecuar el diagnóstico a los síntomas que el psicofármaco puede modificar, descontextualizando los síntomas del resto del organismo, de la mente y el ambiente de la persona. El síntoma se ve meramente como algo a eliminar, un desajuste bioquímico, en ningún caso como conocimiento de los conflictos psicológicos de la persona.

Un personaje literario como Hamlet, sería hoy día diagnoticado con depresión y tratado con un psicofármaco, poca luz se arrojaría a sus conflictos edípicos inconscientes. Ni que decir que Tom Sawyer sería diagnoticado con TDAH y medicado.

El hecho de que un neurotransmisor como la serotonina pueda, presuntamente, modificar síntomas de una depresión, no implica necesariamente, como así se ha concluido, que la falta de dicho neurotransmisor sea causante de los síntomas, así como la falta de aspirina no es causa del dolor de cabeza.

Los supuestos desequilibrios bioquímicos de los trastornos mentales no han sido hallados.

ARTÍCULO ENCONTRADO AQUÍ: https://psicoenelvientredeunaballena.wordpress.com/2015/10/31/confrontando-el-cerebrocentrismo-que-nos-invade-por-marino-perez-alvarez/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s